Entrevista al Poeta y Dramaturgo Wilson Coelho

¿Por qué eligió escribir sobre la vida de Antonin Artaud?

R.: Puedo decir que escribir sobre la vida de Antonin Artaud fue una necesidad de escribir sobre la vida de todos nosotros. Artaud es un pretexto para hablar sobre la angustia, considerando que él es la búsqueda radical de una poética que intenta no entender el mundo, pero hacer que la existencia tenga un significado mas allá de los conceptos. Cuando elegí escribir sobre Artaud yo era muy joven y tenía muchas preguntas para el mundo, pero el mundo no tenia respuestas. Tampoco creía en las respuestas que tenía yo, pero si los problemas son universales las respuestas también tenían que ser. Y Artaud me pareció alguien que tenía propuestas para desafinar el coro de los contentos.

 

¿Cuál es su experiencia en el teatro de la crueldad?

R.: Yo hago una intensa investigación sobre Artaud desde el año de 1981, tanto en el teatro cuanto en la poesía, pasando por el cine, la crítica de arte y todo su obra. Además, también a lo largo de este tiempo tengo traducida su obra. En 1988 estrené "Antonin Artaud - Actos de Crueldad", pero con 16 actores interpretando 85 personajes y con 2 horas y 15 minutos de duración. Con el Grupo Tarahumaras monté también "Para acabar con el juicio de dios", incluso, presentamos en Santiago de Chile, en un campo de futbol para cerca de 8 mil personas. Otros textos fueran montados a partir de fragmentos de la obra de Artaud o inspirados en él. Y en cuanto a la crueldad, creo que es lo esencial en mi obra, considerando que como decía Artaud, es necesario ser cruel consigo mismo, o sea, exponer a fuera lo que está adentro, mostrarse.

 

¿Qué tipo de teatro es el que usted impulsa?

R. El teatro que me gusta es lo que me pone fuera de lugar. Aquel que me provoca una especie de extrañeza. Me gustaría preguntar: Qué es lo que estoy viendo. Interésame mucho las cosas que me hacen preguntar. Eso me hace más cercano a algo desconocido, el no saber, o el conocido por otra forma de mirar. No quiero decir nada de otro mundo y no místico, sino del plan material, social y estético. No es que esté en contra del entretenimiento, pero para ser entretenido, no tiene que estar en la superficie. No tiene que estar sin compromiso con la vida. Creo que es algo visceral, al igual que una gran comedia. Puedo entretenerme desde el momento en que el teatro plantea una gran pregunta, y preferiblemente si me hace pasar el resto de mi vida buscando la respuesta. Vivir es hacer preguntas y creo en eso como el doble del teatro

 

¿Qué expectativa tiene sobre el estreno de su obra en Argentina?

R. La mayoría de las veces, tiendo a no crear expectativa sobre nada, creo que lo que tengo más es curiosidad. Me parece más interesante esperar a ver, teniendo en cuenta que necesito entender cómo el actor y el director concibieron la obra, el personaje. Si fuera Hamlet, por ejemplo, podría imaginar una serie de cuestiones, porque es un personaje mitificado. Pero con Artaud es diferente, no existe como personaje, no está en un espacio o tiempo predefinido, por cierto, nos ha permitido investigar la ruptura con los cánones y las unidades de Aristóteles. Artaud está a punto de ser creado en todo momento. Y no sabemos quién es Artaud, pero sabemos quién no es. Incluso podemos acercarnos a la locura en Artaud, pero siempre estará en otro plan, es decir, incluso en el trance hay un orden interno y, como él dijo refiriéndose a los balineses, "Nada se quedará al azar de improvisaciones".

 

¿Que opinión le merece el trabajo del actor y Director Argentino Fabián Morales?

R. Tengo muy buenas referencias a Fabián Morales. Han pasado un par de años desde que conocí su trabajo con "La Organización El Negro Olmedo". Entre otras obras, tuvo el honor de asistir a "Memorias de un loco", de Nicolai Gógol y pudo ver “El Hombre, un mono que fracasó”, una versión libre de “Informe para una Academia”, de Franz Kafka. Además, hemos estado juntos en varios festivales internacionales. Otra forma de ser también testigo de su mirada crítica y responsable en una obra teatral. También tuve la oportunidad de acompañar el trabajo que Fabián Morales tuvo en el Consejo Provincial de Teatro Independiente junto con Lito Cruz y otros actores y directores importantes de la escena argentina, incluido, yo estuve con ellos en San Pedro cuando hice un conferencia y di un taller durante el encuentro.

 

¿Cómo fue que resolvieron hacer esta coproducción?

R. Esta coproducción es un deseo antiguo, desde 2008 cuando Fabián Morales estuvo aquí en Espírito Santo participando en un ENTEPOLA que realizamos en Vila Velha. En cierto modo, Fabián Morales, cuando se enteró de mi interés por Artaud, terminó presentándome a la obra de Vicente Zito Lema. A partir de este momento comenzamos a hablar de la traducción y realización de este proyecto.

 

¿Podría contarnos sobre su grupo de teatro Tarahumaras?

El Tarahumaras fue fundado en 1987 y estamos completando 32 años con 25 actuaciones reunidas y participación en varios festivales nacionales e internacionales. El nombre Tarahumaras que, en la lengua nauhatl, significa "Corredores a pié" (Tarah - Corredor y, Umara - Pié) es un homenaje a Antonin Artaud, debido a su viaje a México y su estancia entre los "indios" Tarahumaras (1936), cuando conoció los ritos y hechizos que llegaron a influir en toda su obra posterior. Además de las temporadas, se ha presentado como invitado en diversos encuentros y festivales, nacionales e internacionales. Pero aparte de los espectáculos en sí, el grupo lleva a cabo el trabajo en comunidades y con otras entidades de la sociedad civil, principalmente a través de un trabajo que desarrolla investigaciones prácticas y teóricas sobre las nuevas tendencias en el teatro Latinoamericano, además de participar con mucha frecuencia en seminarios, reuniones, debates, festivales nacionales e internacionales. A lo largo de este trabajo de investigación, el grupo se convirtió en el tema del estudio de la francesa Catherine Faudry en su tesis, en la Universidad Stendhal, Grenoble-France, titulada "Théâtre auBrésil: Explotation des Tendances Actueles dans la Recherche d'une Communication Avec le Public ".

 

¿Cuéntenos sobre usted?

R. Bueno, soy poeta, traductor, profesor, dramaturgo y escritor con 19 libros publicados, graduado y licenciatura en Filosofía y máster en Estudios Literarios por la Universidad Federal de Espírito Santo, Doctor en Literatura Comparada por la Universidad Federal Fluminense y Auditor Real del Colegio de Patafísica de París, del que recibió, en 2013, el Diploma de "Comandante Exquis".  Firmo la dirección de 24 representaciones reunidas con Grupo Tarahumaras de Teatro. Tengo participación en festivales y seminarios de teatro en el país y en el extranjero, como España, Chile, Argentina, Francia y Cuba, dando conferencias y talleres. También he participado como jurado en concursos literarios y festivales de música. Además de lanzamientos y conferencias, impartí talleres de dramaturgia en 16 estados brasileños, dejando varias "lecturas" con los grupos locales, además de participar en mesas redondas para una discusión sobre el trabajo del español Fernando Arrabal y de Antonin Artaud, que ha sido los temas de mi investigación y traducción al teatro contemporáneo.

 

¿Desea agregar algo?

R. Quiero añadir que estoy muy contento en esta asociación con Fabián Morales y también afirmar que Antonin Artaud está más vivo y necesario que nunca y, en este momento presente en el que el mundo parece retroceder, puede contribuir mucho a dar una sacudida en nuestra Cultura, principalmente en América Latina. Puede ser una manera de ser crueles con nosotros mismos. No más, Mierda para todos nosotros.