Carta Abierta del Consejero en funciones Alejandro Sáenz

Carta Abierta del Consejero en funciones Alejandro Sáenz a los Teatreros de la Provincia

Las autoridades provinciales intentan desguazar el Consejo Provincial de Teatro Independiente, por encima de la Ley, y convertir un organismo autónomo, democrático y federal en una oficina más de la Secretaría de Cultura. Los Teatreros resisten el atropello y se organizan.

La gestión de “Cambiemos” y el Día de la Independencia”
La pretendida institucionalidad del PRO atenta una vez más contra la democracia.

Escribo en mi carácter de Consejero Provincial de Teatro, representante de la Región Conurbano Norte, elegido por mis pares en asamblea, con el fin de presentarme a concurso de antecedentes y oposición en octubre de 2014 para integrar el Consejo de Dirección del Organismo, ante un Jurado compuesto por integrantes de la Asociación Argentina de Actores, ARGENTORES, FETIBO y Comedia de la Provincia de Buenos Aires. Dicho jurado, según consta en el acta, me otorgó en aquella ocasión el puntaje ideal, después de haber evaluado los siguientes aspectos:

Representatividad (A través de los avales de más de 40 grupos de la región);

Antecedentes profesionales y de formación;

Experiencia en gestión en el ámbito regional, nacional e internacional;

Conocimiento de la Ley 14037;

Antecedentes de trabajo en la región y Proyecto para el desarrollo e impulso de la actividad por cuatro años;

La decisión de dicho jurado colegiado, me otorgó mandato legal para formar parte del Concejo Provincial de Teatro Independiente hasta Noviembre de 2018.

Las nuevas autoridades Provinciales, en concordancia con las políticas nacionales, atropellan Instituciones con una velocidad, desparpajo y arbitrariedad no registrados ni siquiera en gobiernos de facto. De igual manera que pretenden darle un carácter de gestión empresarial al gabinete, a las Cámaras del Congreso, a los organismos de control, al Poder Judicial, a los medios de comunicación y al tratamiento de las leyes, pretendiendo transformar a los Organismos de la Cultura en gerencias burocráticas que vulneren, en nombre de la eficiencia, la esencia y el espíritu de la lucha que llevaron a cabo durante años miles de compañeras y compañeros.

La Provincia de Buenos Aires no se queda afuera de esta forma de gestión y en particular, la administración cultural provincial se luce en la generación de políticas exclusivas y centralistas. Para muestra basta un botón: Uno de los escasos proyectos que propone la Secretaría de Cultura, denominado “Acercarte” lleva como slogan el siguiente lema… “Traer la Cultura a la Ciudad”. Más que una posición centralista es una declaración de principios: Vos, pueblerino ignorante, acercate a la cultura, que es esto que te traemos nosotros; los iluminados de la Capital.

La secretaría de Cultura provincial, desconociendo la ley vigente, llama a un nuevo concurso para ocupar cargos de Consejeros regionales. Determinando 8 nuevas regiones culturales que nada tienen que ver con la Cultura, con la historia, los modos de vida, las formas de producción ni con nada que tenga un criterio lógico, se pertenezca a la línea de pensamiento que se perteneciere. Una verdadera mescolanza que solo responde a criterio dudoso de cómo se conformaron las secciones electorales. Sobre esta decisión absolutamente anti constitucional, uno de los aspectos más graciosos de la convocatoria (Y esto lo digo como payaso que soy) es el conocer como se conforma el jurado del concurso. Pues bien: El propio director ejecutivo nombrado por la Gobernadora, más un par de funcionarios de la propia secretaría. Pero no termina aquí la ironía; ¿Quién es el veedor que le otorga transparencia al concurso? Un representante de la Secretaría de Modernización del mismo gobierno provincial. Parece un mal chiste, como si se tratara de una ficción burlona, cuando es la pura realidad de la cultura bonaerense.

Se me ocurre el siguiente ejemplo: Imaginemos un Congreso Nacional donde los nuevos senadores representantes de las provincias argentinas fueran designados por la Presidenta del Senado Gabriela Michetti, quien además, ha decidido reagrupar a las provincias según un criterio eficaz e imbécil: Juntar más o menos provincias viables e o inviables (Remedando al ilustre Cavallo) o agruparlas por orden alfabético, por simpatía o por propio antojo.

¿Qué tiene que ver todo esto con el 9 de julio y la independencia?

Las luchas por la independencia, y tomando la resistencia contra las invasiones inglesas como antecedente, han sido un proceso complejo. Varias comunidades originarias, como Tehuelches, Pampas y Mapuches, pusieron a disposición hombres y caballos para luchar contra la incursión de los “rojos”. Hubo caciques que unieron sus fuerzas, trasladándose desde Santa Cruz a Buenos Aires para Resistir. Luego, la realidad política y militar de la época, compleja y convulsionada, hizo que hagan falta hombres y mujeres dispuestos a, sin dejar de lado diferencias políticas y personales, rencores y denuncias, establecer puntos de acuerdo para lograr un fin mayor. Una lucha de muchos años que inició el camino de la independencia, por la cual hoy “pedimos disculpas”.

Deberíamos aprender de nuestra historia antes de bajar los brazos frente al aluvión de medidas de la “nueva gestión de las viejas recetas” que conocemos de memoria.

Los festejos de este Bicentenario de la Independencia pasarán sin pena ni gloria, en predios vallados, en reuniones de corte, desfiles militares y en ágapes apadrinados por la embajada de los Estados Unidos. Mientras nosotros no podemos juntar a cinco para marchar en micro a La Plata.
Puede que sea un exceso, pero es así lo que siento y así lo expreso.

El Teatro de la Provincia debe también aprender a acordar estrategias, no necesariamente uniéndose para ello, pero sí debe establecer acuerdos y dejar de lado personalismos, rencores e intereses mezquinos a favor de un fin mayor.

Tal vez hayamos perdido, tal vez sea una lucha estéril, pero creo que debemos luchar y confrontar. Es un momento para dejar de lado nuestra tibieza.

Marcharemos a la Capital de la Provincia para exigir que se nos escuche. Junto a muchas agrupaciones sindicales, políticas y sociales que también sufren estos atropellos y que esperan que les avisemos cuando salir a la calle. La marcha a La Plata, el pasado 30 de junio, dio muestras de ello; ATE, CTA provincia, Judiciales… y sigue la lista.

Preparemos una gran marcha a la Gobernación. Pongamos en ello nuestro esfuerzo y nuestra inteligencia. Establezcamos los acuerdos y los vínculos solidarios que hicieren falta.
En este 2016, a 200 años de la declaración de la independencia, la lucha sigue siendo similar y la consigna la misma:
¡LIBERACIÓN O DEPENDENCIA!

No a la muerte del CPTI
El Teatro lo hacen los Teatreros, Teatreras y el conjunto de la Comunidad. 
Los recursos para el Teatro Independiente son de la Comunidad. 
Las decisiones en manos del Pueblo.
Las discusiones, por lentas, no son peores que las decisiones eficaces de una oficina repleta de burócratas. 
Casavalle, Perverso: Volvete a Recoleta (Fue nombrado Funcionario del Centro Cultural Recoleta en abril de este año y en Director Ejecutivo del CPTI provincial en junio)

Alejandro Fideo Sáenz