Carta Abierta Guillermo Rodoni Consejero Noroeste CPTI

A mis colegas hacedores del teatro en la Región Noreste de la Provincia de Buenos Aires: Hace mucho tiempo que no me pongo en contacto con todas y todos ustedes… Puede que alguien esté extrañado por el largo silencio… En más de un caso he recibido e-mails o mensajes telefónicos que no he respondido… Muchos signos de pregunta que con el paso de los días fueron surgiendo en mí y que se han hecho extensivos a todas y todos ustedes… Este breve escrito tiene la pretensión de responder esas preguntas. A partir de aquí, por supuesto, seguiré estando a disposición de quien necesite preguntarme algo o solicitar alguna aclaración… Como quizá recuerden, yo asumí como Consejero Representante de nuestra Región Noreste en el mes de octubre del año 2011. De acuerdo con lo que señala la Ley 27034, que creó y regula la actividad del Consejo Provincial de Teatro Independiente, el mismo mes del año pasado finalizó el término de mi mandato. Como habíamos pautado desde tiempo antes entre todos los consejeros, y ante una sugerencia de nuestro Director Ejecutivo, Lito Cruz, a fin de darle más solidez a la flamante institución, los consejeros nos postulamos para cumplir con un segundo período. Por tal razón, durante los últimos meses del año pasado se realizó el concurso al cabo del cual un Comité de Selección nombrado por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires dispuso designarme para continuar ocupando el cargo hasta octubre de 2019. Sin embargo el 10 de diciembre asumieron las nuevas autoridades provinciales. Una de las primeras acciones tomadas por la titular del Ejecutivo fue la de suprimir el Instituto Cultural de la Provincia, primer hecho que apuntaba a demostrar claramente y por adelantado el rumbo triste que iba a tomar la política cultural del nuevo gobierno. Efectivamente, siguiendo con esa misma línea de acción, las nuevas autoridades políticas jamás me han notificado de mi nombramiento como Consejero de la Región Noreste para este nuevo período. Como consecuencia de eso, en el tiempo actual no poseo poder alguno para presentar pedidos de subsidio, rendiciones, preguntar por legajos o expedientes… En resumen: no soy más el Consejero representante de nuestra región. Es más… nuestra región no esta representada actualmente en el Consejo Provincial de Teatro Independiente. Pese a las dificultades financieras, pese al muy escaso presupuesto, el CPTI venía funcionando activamente gracias al empuje y la pasión demostrada por un puñado de consejeros y consejeras que estaban dispuestos a dar mucho a cambio de nada… Sin sueldo, con tres mil pesos de viáticos mensuales que eran sinónimo de nada a la hora de salir a las rutas para visitar pueblos y recorrer escenarios, cada uno de nosotros montó una oficina en su casa particular, poniendo nuestros vehículos, nuestros teléfonos, nuestras computadoras... a disposición de las necesidades del Consejo… Y hasta nos comprometimos con amigos y terceros para que nos financiaran eventos y encuentros que no se hubieran podido realizar si no hubiéramos contado con esa disposición. En mi caso particular, pese a mi postura ideológica de oposición absoluta a este oprobioso gobierno que vergonzosamente hemos sabido conseguir, tuve la mejor intención para suavizar asperezas y darle un voto de confianza a la persona que se presentó como el nuevo Director Ejecutivo del Consejo. Y pese a todas las abrumadoras muestras revulsivas que nos iban dando el Gobierno Nacional, el Gobierno Provincial y, en mi caso, lamentablemente también el Gobierno Municipal con respecto a las políticas desarrolladas y a desarrollar en todas las áreas, incluida la Cultura, hice lo posible por apoyar al nuevo director del CPTI. Prueba de ello es que nuestra Región Noreste fue la sede de la Fiesta Provincial que con tanto esfuerzo y éxito, y gracias justamente a un gobierno municipal que sigue siendo faro para la cultura de toda la provincia, pudimos disfrutar en la ciudad de Zárate durante el mes de abril pasado. En aquel intento de brindar ese voto de confianza me enfrenté incluso con parte de mis colegas del CPTI que ya habían manifestado el disgusto y la oposición más absoluta al rumbo que iban tomando los acontecimientos. Hoy en día, desde que finalizó la Fiesta Provincial de Zárate, el supuesto Director Ejecutivo no se ha comunicado conmigo ni con ninguno de los consejeros y consejeras. No se ha realizado ninguna reunión del CPTI. No se ha abierto la convocatoria para el nuevo período de subsidios y ayudas. No hay perspectivas para la realización de la Fiesta Regional. Y, como decía al principio, nuestra región, junto con otras cuatro regiones de la Provincia de Buenos Aires, no posee un Consejero Representante. Quiero disculparme públicamente por los expedientes que aún están en trámite y que no han podido ser cobrados por sus legítimos beneficiarios. Sobre todo, quiero destacar el triste caso del Teatro La Rosa, de mi ciudad, cuyo expediente, después de haber sido extraviado en dos oportunidades en los vericuetos de una administración más vergonzosa que nunca, fue motivo de demagógicas y evidentemente falsas promesas del nuevo director cuando en los albores de su lamentable gestión nos visitó en Campana. Ésta es la situación actual del CPTI. Junto con este documento, les hago llegar un par de adjuntos que podrán tal vez contribuir a que cada uno y cada una de ustedes pueda hacerse una idea más acabada de la realidad actual. Por todo lo anterior, y a fin de levantar nuestras voces de alguna manera, estamos convocando a todos los teatreros y teatreras de la Provincia para una marcha que realizaremos en la ciudad de La Plata el día jueves 30 de este mes. Invitamos a todos y a todas y también a gremios amigos que quieran sumarse a nuestra lucha en defensa del Teatro Independiente. Periódicamente iremos publicando en nuestra página de Facebook las novedades que se vayan produciendo. Les envío un saludo muy especial a todos y a todas. Una de las únicas ganancias tangibles que me ha dejado mi pasar por el CPTI es la conquista de nuevos amigos y amigas que tuve el privilegio de conocer en estos cinco años. Tal vez sea ésa la única ganancia. Pero estoy más que satisfecho y agradecido por ello! Por eso es que lamento tanto este terrible retroceso… De todos modos, los argentinos tenemos mucha experiencia en estas lides! Y los teatreros sabemos que nos les será fácil torcernos el brazo ni aplacar nuestra pasión. No puedo dejar de asociar la imagen de aquel 1981, cuando Teatro Abierto se plantó para decir ¡BASTA!, constituyéndose en el principal bastión cultural contra la dictadura genocida. Me siento tentado de invitarlos a ver un pequeño vídeo de aquel tiempo, en el que, con mi grupo, en la plaza central de Campana, proclamábamos aquellos principios. Aquí está: https://www.youtube.com/watch?v=Bl-qQBQlmk8 Hasta cada momento, con el abrazo de siempre. Guillermo Rodoni 23 de junio de 2016