DERECHOS HUMANOS: LANZAMIENTO DE LA MESA DE ACCIÓN DE CULTURA Y DDHH PARA LOGRAR LA RENUNCIA DE LOPÉRFIDO

Bajo el lema “Los Derechos Humanos son nuestra cultura”, el 14 de junio se realizó el lanzamiento de la Mesa de Cultura y Derechos Humanos cuyo objetivo es promover acciones para conseguir la renuncia de Darío Lopérfido a sus cargos de  Ministro de Cultura porteño y director del Teatro Colón a raíz de sus desafortunadas declaraciones sobre las cifras de las víctimas de la Dictadura Cívico-Militar.
 

A 5 minutos de comenzado el acto en la Casa de la Militancia de H.I.J.O.S., ubicada en la sede de la Ex ESMA, se recibió una amenaza de bomba que obligó a la inmediata evacuación del lugar. El repudiable suceso no logró detener a los miembros de organismos de Derechos Humanos, dirigentes políticos y representantes de la cultura, quienes continuaron con la actividad en la vereda, sobre Avenida del Libertador.

Nuestra presidenta, Alejandra Darín, participó del acto afirmando con brevedad y contundencia: “Traigo hoy unas palabras de Saramago, que dijo que lo contrario al neoliberalismo es la conciencia. Creo que no hace falta agregar nada más”. Estuvieron presentes junto a los integrantes de organismos de DDHH, el Dr. Eugenio Zaffaroni, Victor Heredia, Claudio Tolcachir, el biólogo Alberto Kornblihtt, Mabel Careaga (hija de Ester Bellestrino, una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo), Javier Diment, Gabriela Alegre, entre muchos otros.

En el documento de constitución de la Mesa se establece que “Las manifestaciones públicas, en enero último, del Director Artístico y Gestión Cultural del Teatro Colón y, a la vez, Ministro de Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Darío Lopérfido, referidas al número de los detenidos-desaparecidos, constituyen una gravísima injuria a los familiares, ya que afirmó que ese número se había arreglado en una mesa con el objetivo de cobrar subsidios, negando la existencia del Terrorismo de Estado y sus trágicas consecuencias para la sociedad argentina. Estas afirmaciones constituyeron el primer mojón de una avanzada negacionista para construir un nuevo paradigma en esa dirección. Pretender transformar los crímenes de la Dictadura Cívico Militar en un enfrentamiento entre dos bandas armadas solo puede tener el propósito de eliminar el contexto internacional  y restarle toda profundidad a la comprensión política de la Historia. Se pretende disfrazar como mera "opinión" lo que son actos de fuerte contenido simbólico instrumentados desde funcionarios del Estado. Estas declaraciones, en llamativa sincronía con un editorial de La Nación publicado apenas electo el actual presidente y que le valieron, incluso, el repudio de sus propios periodistas, buscan echar por tierra lo logrado, retrotraernos a la falaz teoría de los dos demonios y colaborar con el fin, en la agenda pública, del componente “cívico” de la dictadura cívico-militar que comienza con el golpe de marzo de 1976.”

Este colectivo de repudio al Ministro Lopérfido viene trabajando desde el mes de enero, sumando cada vez más adhesiones. Por primera vez en quince años todos los organismos de derechos humanos se congregan en un mismo espacio, motivados por un objetivo común.

El acto de presentación de la Mesa de Acción de Cultura y DDHH fue convocado por: Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Abuelas de Plaza de Mayo, H.I.J.O.S. Capital, Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, Asociación Buena Memoria, Asociación de Familiares y Compañeros de los 12 de Santa Cruz, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Liga Argentina por los Derechos del Hombre, Servicio de Paz y Justicia, Artistas y Trabajadores de la Cultura de la Ciudad de Buenos Aires.

COMISIÓN DERECHOS HUMANOS
CONSEJO INTEGRAL
ASOCIACIÓN ARGENTINA DE ACTORES