Rumor y Calumnia

Pensar Mercedes desde su Cultura

 

Rumor y Calumnia Por Fabián Morales

"El que no conoce la verdad es simplemente un ignorante. Pero el que la conoce y la llama mentira, ¡ese es un criminal!"

Bertolt Brecht

 

Las personas consumen toda clase de mensajes. Los medios se han convertido en "Unidades Básicas Caseras". El mayor problema es cuando esos medios desnaturalizan su función a pura propaganda. El rumor y la calumnia son algunas de las herramientas con las que cuentan. Cuando existen intereses amenazados se agrupan para vomitar su gran despecho de clase.

Pongamos como ejemplo al Gral. Perón desde que surgió y hasta que lograron derrocarlo lo atacaron primero por "fascista", después por "Comunista" luego por "clerical", mas tarde por "anticatólico" y finalmente por entreguista, por aquel contrato con la Standar Oil.

Hace algunos días atrás el ex intendente y hoy diputado nacional, el peronista Carlos Selva, fue víctima de lo que se llama  "fake news" (noticias falsas). Desde la cuenta “El Mercedino Noticias”   al diputado lo relacionaron con una estafa de dinero, de la que desmintió ser parte. Contenido totalmente falso, creado con el objetivo de dañar o engañar.

Ese contenido falso está envilecido de parcialidad, mala intención y deshonestidad intelectual. Los peronistas constituyen un caso casi podríamos decir único dentro de la historia política contemporánea. Se sigue cargando una pesada cruz de acusaciones y falsedades.  

Si sos peronista debes pagar un alto transito por el paso por la política en muchas ocasiones con la muerte la desaparición, la tortura y persecución.

En este caso vemos como los opositores respondiendo a intereses políticos y económicos de una minoría que no acepta compartir la mesa son los que viven fuera de su círculo cerrado. 

Carlos Selva fue desde hace ya tiempo el único intendente que proviene de la clase trabajadora, no es abogado ni medico, no es un "profesional" no se le puede llamar Dr. Simplemente se lo llama Carlos, Carlitos, Negro o Cabezón.

En una ciudad donde los doctorcitos proliferan hasta debajo de las baldosas es digno de destacar.

Sera me pregunto ¿por una vanidad racial a la que le cuesta aceptar que alguien ajeno a su condición comparta sus lugares?.

Desde el fondo de nuestra historia el liberalismo ha practicado sistemáticamente la guerra de clases, y sus voceros se encargaron de transmitir esa antipatía hacia todo lo que provenga de abajo, del pueblo.

 Lo incomprensible es que el movimiento creado por Perón no apela a descalificaciones tan extremas (Criminales, ignorantes, ladrones, corruptos etc.) el odio contra el peronismo ha sido cultivado sin descanso. En este caso no es Carlos Selva el destinatario de las calumnias es su doctrina la que precipita el odio oligárquico., su cerrada incomprensión que termina siendo primero prejuicio y luego odio y sin razón.

El anti peronismo concentra su odio doble que emana de una clase privilegiada que luego lo transfiere a una llamada media que vive encandilada y está encantada de asumir sus valores pues quieren treparse a su tren de vida.

Casquivana que discrimina al obrero al no profesional cuando asume cargos o se sienta en el mismo restaurant. Olvidándose de su origen ya que gracias al peronismo que creó las condiciones materiales para que accediera a mayores condiciones de bienestar, de estudio y de conocimiento.

Va aquí nuestro repudio a la cultura de las noticias falsas. En Mercedes se necesitan proyectos y programas que mejoren la calidad de vida de nuestros vecinos que se discutan políticas públicas y no un conventillo de políticos chusmas que llevan agua para su molino.